Canastas

Cuando las posibilidades de que un niño en tratamiento más severo, como un trasplante de médula, (puede llevar hasta 2 meses de aislamiento), no le permite participar en las actividades que la Fundación lleva al hospital, el grupo de voluntarios se encarga de hacerles llegar una canasta, llena de regalos, juegos, libros, materiales etc, para que de manera independiente y en el momento que ellos lo decidan, puedan entretenerse con todas las sorpresas que Fundación Mark les prepara.

Dona en Línea